Cambie al modo oscuro que es más agradable para sus ojos durante la noche.

Cambie al modo de luz que sea más agradable para sus ojos durante el día.

Cambie al modo oscuro que es más agradable para sus ojos durante la noche.

Cambie al modo de luz que sea más agradable para sus ojos durante el día.

Qué problemas visuales afectan más al conducir

Se suele recomendar que antes de conducir revises el vehículo con el que te moverás, ¿pero qué hay de la visión? Es un aspecto que no se tiene demasiado en cuenta y resulta fundamental. Aquí te contamos qué problemas son los más frecuentes y así evitar accidentes.

Resumen

Conducir

Qué problemas visuales afectan más al conducir

En general, al volante es imprescindible tener una muy buena salud visual. Como dice Visión y Vida, “al volante, tu vista es tu vida y la de los tuyos”. Pero, para que estés informado, te diremos algunos de los problemas más frecuentes en carretera:

  • Deslumbramiento al volante: es vital impedirlo. Es algo frecuente que aumenta con la edad (y más frecuente en pacientes con cataratas, ojo seco, degeneración macular o edema corneal). 
  • Visibilidad nocturna: de media,  perdemos un 20% de visión durante la noche, notando alteraciones en el campo de visión y en las distancias. Cualquier falta de actualización de la graduación correcta incrementa esta dificultad en la conducción. Es lo que se conoce como Miopía nocturna: pérdida de visión que sufrimos cuando intentamos ver con claridad en situaciones de poca luminosidad. Nuestra capacidad de acomodación se resiente si no hay luz, dado que el ojo, de manera natural, quiere lograr discernir detalles de los objetos y, como no lo logra, genera una pérdida de visión o agudeza visual general
  • Agudeza visual deficiente: no tener una buena visión de cerca puede generar distracciones mientras manejamos el cuadro de mandos. Lo mismo ocurre con la agudeza visual de lejos, que puede impedir que no veamos las indicaciones en carretera. Un conductor con una agudeza de 0,5 tarda tres segundos más en tomar una decisión.
  • Fatiga visual: es una consecuencia del cansancio del conductor que se puede evitar con el propio descanso, con temperatura agradable al volante, evitando comidas copiosas, etc.
  • Daltonismo: al no distinguir con claridad los diferentes colores, puede causarnos problemas a la hora de conducir y no ser capaces de ver el color del semáforo o señales. De ahí que los semáforos tengan establecido el color para cada parte de estos y así no dar lugar a confusiones. 

Si quieres conocer cómo prevenir los problemas de visión en carretera, te recomendamos que leas este post.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

8 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos)
Cargando...
Back to Top

Log In

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

To use social login you have to agree with the storage and handling of your data by this website. %privacy_policy%

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.

Close