Cambie al modo oscuro que es más agradable para sus ojos durante la noche.

Cambie al modo de luz que sea más agradable para sus ojos durante el día.

Cambie al modo oscuro que es más agradable para sus ojos durante la noche.

Cambie al modo de luz que sea más agradable para sus ojos durante el día.

¿Puedo bañarme con lentillas?

La comodidad de las lentes de contacto hace que muchos de sus portadores no quieran separarse de ellas en ningún momento del día, tampoco a la hora de bañarse. Sin embargo, esta acción aparentemente inocua puede tener consecuencias en la salud visual. Te contamos cuáles.

Resumen

bañarme con lentillas

La comodidad de las lentes de contacto hace que muchos de sus portadores no quieran separarse de ellas en ningún momento del día, tampoco a la hora de bañarse. Sin embargo, esta acción aparentemente inocua puede tener consecuencias en la salud visual. Te contamos cuáles.

Las personas que apuestan por las lentillas tienden a ser inseparables de este complemento de visión. Especialmente aquellos con más dioptrías no se imaginan su vida sin utilizar lentes de contacto para ir a la playa o a la piscina. Pero, ¿este gesto está exento de consecuencias para la salud visual?, ¿es lo más recomendable?, ¿qué hago si no me pongo lentillas? Te damos todos los detalles.

Bañarme con lentillas: sí o no

Lo más recomendable es no bañarse con lentillas en ningún sitio. Es decir, ni siquiera en la playa, la piscina o la ducha de tu casa. ¿El motivo? Hacerlo aumenta el riesgo de infección, especialmente de la córnea.

  • En el agua hay multitud de microorganismos.
  • Si llevamos lentes de contacto es posible que se queden en ellas.
  • Muchos portadores de lentillas tienen pequeños traumatismos en la córnea, que facilitan la entrada de estos gérmenes y la posterior infección. 

Consejos para evitar infecciones

Si por algún motivo te ves obligado a bañarte con lentes de contacto, puedes tomar algunas precauciones:

  1. Emplear lentillas diarias y tirarlas tras el baño.
  2. Utilizar gafas para nadar.
  3. Bañarte sin meter la cabeza en el agua.

Además, ten en cuenta que hay gafas de natación graduadas que pueden ser el perfecto sustituto de las lentillas. ¿No lo sabías? ¡Pregunta en tu óptica más cercana y hazte con ellas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to Top

Log In

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

To use social login you have to agree with the storage and handling of your data by this website. %privacy_policy%

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.

Close